Introducción

El crecimiento que se prevé a lo largo del siglo XXI de población mayor de 65 años, nos muestra un escenario social dónde estas personas necesitarán dar respuesta a sus necesidades, poder autorrealizarse personalmente, canalizar sus potencialidades, es decir, precisarán de participación, igualdad y visibilidad social.

Para el catedrático de Pedagogía social Sáez Carreras la educación intergeneracional es equiparable a “Procesos y procedimientos que se apoyan y se legitiman enfatizando la cooperación y la interacción entre dos o más generaciones cualesquiera, procurando combatir experiencias, conocimientos, habilidades, actitudes y valores, en busca de sus respectivas autoestimas y personales autorrealizaciones.  El objetivo es cambiar y transformarse en el aprendizaje con los otros” (SÁEZ , 2001).

En este encuentro y proceso educativo donde intervienen personas de distintas generaciones se comparten experiencias, aprendizajes, habilidades, valores, conocimientos y actitudes.

 

Educación intergeneracional

 

Educación Intergeneracional y Envejecimiento activo

Uno de los principales objetivos de los programas intergeneracionales es cambiar y transformarse en el aprendizaje e interacción con los otros.

Entre las claves del Envejecimiento Activo se encuentra la participación en asuntos colectivos y la utilización adecuada de todos los recursos de los que se dispone para así fomentar una adecuada calidad de vida en los distintos ámbitos (social, cognitivo, físico y espiritual).

 

Beneficios 

Son múltiples los beneficios que aportan estos espacios de encuentro y realización de actividades conjuntas entre personas de distintas generaciones.

En mayores

  • Mejora su integración en la comunidad ya que se incrementan las oportunidades para seguir aprendiendo.
  • Disminución de sentimientos de soledad y aislamiento.
  • Potencia la vitalidad y mejora la autoestima.
  • Favorece las relaciones interpersonales basadas en el respeto y cariño.
  • Desarrollo de habilidades en el uso de nuevas tecnologías.
  • Menos propensión a sufrir enfermedades.

 

En niños y jóvenes

  • Mayor conocimiento de la heterogeneidad de los mayores y percepción mas positiva.
  • Aumento del sentimiento de responsabilidad social.
  • Disminuyen las probabilidades de implicarse en actos violentos y consumo de drogas.
  • Mejora en los resultados escolares.
  • Incremento del sentimiento de valía, autoestima y confianza en uno mismo.

 

Programas Intergeneracionales

Son varios los programas que en nuestro país consiguen el bienestar social a través de una responsabilidad compartida.

 

Algunos de los programas son :

Programa CONVIVE  ( Ayuntamiento de Madrid)

Programa de convivencia intergeneracional dirigido a mayores y jóvenes universitarios. El estudiante se compromete a acompañar y ayudar al mayor durante unas horas al día a cambio de conseguir  alojamiento.

Ambos beneficiarios deben cumplir una serie de requisitos y compromisos.

Más información aquí

 

Residencias intergeneracionales

Esta nueva idea de alojamiento surge hace más de 20 años para evitar la desventaja del aislamiento de estar  solos y de vivir en residencias con gente de su misma edad.

Personas de distintas edades conviven en una misma urbanización, edificio o vivienda dónde hay zonas comunes para poder relacionarse y convivir.

 

Programa de Ejercicio al Aire Libre entre niños y mayores ( Ayuntamiento de Madrid)

 

Distintos programas en residencias y centros de día

 

Conclusiones

Cada vez más se hace necesario la puesta en valor de la solidaridad intergeneracional y la toma de conciencia de la importancia y consecuencias favorables de impulsar la relación y cooperación entre distintas generaciones.

Por todo ello desde el año 2009, el  29 de abril, se celebra el Día Europeo de la Solidaridad y la Cooperación entre Generaciones, gracias al trabajo  de organizaciones como  el Foro Europeo de la Juventud (European Youth Forum) y la Plataforma Europea de Personas Mayores (Age-Platform EU)

 

La educación genera confianza

Compartir