Introducción

 

Desde @mayoresenactivo.org uno de nuestros objetivos fundamentales es favorecer y mejorar la calidad de vida de las personas mayores y dependientes.

El envejecimiento de la población está haciendo que nazcan distintas opciones residenciales para nuestros mayores. Esta variedad, dependerá de la autonomía o dependencia de la persona y de su capacidad económica.

El terrible impacto que ha supuesto el COVID-19 en nuestras residencias españolas, nos ha permitido comprobar, como ciertas organizaciones y gestiones se alejan del concepto de buena práctica y calidad.

Actualmente, más de un centenar de residencias están siendo investigadas por la Fiscalía General del Estado por posibles negligencias.

No hay ningún otro edificio o lugar como las residencias o centros asistenciales donde se puede ver una relación directa entre el buen o mal diseño y su impacto en la vida de las personas.

En España, aunque los modelos se siguen centrando en  modelos asistenciales o de servicios, creemos en el cambio de enfoque hacia un Modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP) que ya se está produciendo en algunas CC.AA. continuando el camino que emprendieron países como Suecia, EE.UU, Países Escandinavos, Holanda, Japón etc.

 

 

¿Qué modelo de residencias sería mejor para nuestros mayores?

En bastantes momentos las personas que necesitan cuidados de larga duración, por el hecho de necesitar ayudas o ciertos apoyos, se ven obligadas a renunciar de su autonomía y sus proyectos vitales.

Por el contrario, el mejor modelo sería un modelo integral que diera respuestas a aspectos psicológicos, sociales, biomédicos e incluso medioambientales.

Las residencias deberían dejar de ser hospitales para convertirse en sitios donde vivir y donde sea el centro el que se adapte a la persona y no la persona al centro consiguiendo así el respeto de la individualidad de cada uno.

Hay que pasar de la condición de “paciente “ o “dependiente” hacia la consideración de PERSONA.

 

Diferencias entre el Modelo Tradicional  y el Modelo ACP

Modelo Tradicional

  • – Modelo Institucional
  • – Escasa Intimidad
  • – Rigidez en la Vida Cotidiana
  • – Ausencia de participación
  • – Despersonalización
  • – Promoción de la dependencia
  • – Escasa Autonomía

 

Modelo ACP

  • – Modelo Integral
  • – Centrado en la Dignidad de la Persona
  • – Control sobre su vida y cuidados cotidianos
  • – La persona tiene continuidad con su vida anterior
  • – Participación de las personas
  • – Se basan en sus preferencias
  • – Ven a la persona desde su capacidad
  • – Promoción de la autonomía
  • – La relación entre cuidador y persona debe ser una relación de iguales

 

Conclusión

Diferentes estudios muestran que la aplicación en residencias y centros del Modelo ACP producen un retraso en las situaciones de dependencia y en consecuencia una disminución del coste de atención.

La calidad asistencial se ve beneficiada gracias a este modelo que no solo se preocupa de la salud física y el estado psicológico de nuestros mayores, sino del nivel de independencia, sus relaciones sociales y la relación con los elementos esenciales de su entorno.

La implantación de este modelo lo podemos ver en la Fundación Pilares, Centros de día y residencias Aita Menni y la Asociación de Residencias Lares entre otras.

 

Compartir